cunctatio

Dejaron tras de sí

In ciudad, comunidad, espíritu, existencias posibles, extranjero, poética anterior, ruinas y restos, separaciones mundanas, Tiempos on octubre 13, 2010 at 9:05 am

Cuando los pioneros se trasladaron al oeste, dejaron detrás de sí un rastro de desperdicios: carretas rotas, basura y animales muertos o moribundos. La senda del Oregón, Albert Bierstadt, 1869.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: